Técnicas para combatir la ansiedad generalizada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Nos encontramos ante uno de los problemas más frecuentes en las consultas de psicología. Así que, te invito a que me acompañes durante este post si lo que necesitas es calmar tu ansiedad de forma natural.

¿Qué es la ansiedad?

Cuando hablamos de ansiedad, nos referimos a miedos (reales o imaginarios) presentes en la vida de la persona. Es decir, esa sensación de malestar que nos incapacita a tomar decisiones de manera realista.

Origen de la ansiedad

En un primer inicio, la ansiedad aparece con el fin de reducir tu nivel de malestar, enseñándote dos modos de enfrentarte a ese problema: evitando y/o huyendo del problema o luchando ante éste.

tecnicas para combatir la ansiedad generalizada

Estamos, como seres vivos que somos, predispuestos a enfrentarnos a situaciones estresantes, como puede ser el huir de un león. Pero, ¿qué sucede cuando de lo que queremos huir es de problemas que no son realmente amenazantes?

¿Qué hago para reducir mi ansiedad?

Lo primero que debes hacer es objetivizar el problema. Es decir, darle una connotación de realidad. Una buena manera de hacerlo, es preguntándote si esa ansiedad que estás viviendo es realmente amenazante.

Amenazas reales

Una amenaza real es algo de lo que todos los seres humanos huiríamos: un león, un tiburón, un tsunami… Pero, ¿qué sucede con la mayoría de las situaciones que nos producen ansiedad?

Amenaza imaginaria

Las amenazas subjetivas (o imaginarias), en su defecto, son eventos, situaciones o animales que no producen miedo o sensación de amenaza por igual a todos los seres humanos: por ejemplo, un examen, miedo a conducir o sensación de pánico por terminar una relación de pareja.

Aquí estaríamos ante un miedo claramente subjetivo. La forma, por tanto, de darme cuenta que se trata de un pánico irreal, es preguntándote: ¿esto le da miedo a todo el mundo o solo a unos pocos?

Trabajar la ansiedad infantil

Otro gran problema en consulta es la ansiedad infantil, que, además, no se manifiesta del mismo modo que la ansiedad en adultos: viene acompañada de miedo a separarse de las figuras de apego, desmotivación escolar y dolores de cabeza o gastrointestinales.

Combatir ansiedad en niños y adolescentes

Al igual que ocurre con los adultos, en las consultas de psicología se puede (y se suele) trabajar la ansiedad.